Aceite de oliva virgen extra y nutrición

Aceite de oliva virgen extra y nutrición

Tratamos tan profundamente el aceite de oliva virgen extra y nutrición porque el AOVE (Aceite de oliva virgen extra) fue seriamente cuestionado por muchos pseudo especialistas por su alto contenido en grasas.

En este post vamos a analizar todos los beneficios que para tu salud tiene el aceite de oliva virgen extra y su importancia dentro de la dieta mediterránea, un modelo alimenticio considerado por todos los expertos en nutrición como el más saludable del mundo.

Posiblemente “influenciados” por grandes marcas comerciales se intentó que el aceite de oliva virgen extra fuera sustituido por otro tipo de aceites e incluso por la mantequilla.

Aceite de oliva virgen extra y nutrición

Afortunadamente para la salud de millones de personas, poco a poco fueron apareciendo estudios que demostraron que lo más aconsejable en la cocina es la utilización de aceite de oliva, y cuanta más calidad tenga dicho aceite, mucho mejor.

De entre estos estudios cabe destacar la gran aportación de Ancel Benjamin Keys, un fisiólogo norteamericano, estudioso de los efectos de la dieta en el sistema cardiovascular y un gran defensor de la Dieta Mediterránea, quizá uno de los primeros precursores para introducir este modelo alimentario.

Se unió a estos estudios otra doctora norteamericana llamada Carolyn Anderson que, elaborando ciertas dietas en las que se incluía el aceite de oliva virgen extra, demostró que se podía reducir el cáncer. Y a partir de entonces ya no hubo ninguna duda sobre los beneficios que tiene para la salud el aceite de primera prensada o el aceite prensado en frío, que son los que garantizan la mayor calidad.

¿Qué es el aceite de oliva?

Antes de adentrarnos en todos y cada uno de los valores nutricionales de aceite de oliva virgen extra, vamos a definir qué es exactamente. El AOVE es el zumo natural de la aceituna. El aceite Premium, es decir, el de más alta calidad, está elaborado con los mejores frutos de cada olivo para que dichos frutos sean sometidos a procesos de prensado en frío.

Precisamente este prensado en frío es que garantiza todas sus propiedades nutricionales. Por cierto, que muchas veces veréis que al aceite de oliva, además de zumo de oliva se le llama “oro líquido”. Por algo será, ¿no creéis?

Beneficios y propiedades nutricionales del aceite de oliva virgen extra

1. Ya hemos apuntado que es muy bueno para el corazón sobre todo por la presencia de ácidos grasos.
2. Es un gran antioxidante gracias a la presencia de vitamina E. Los antioxidantes son los encargados de retrasar el envejecimiento de todas las células del cuerpo.
3. Es importantísima la presencia de polifenoles, que son los encargados de evitar la formación de células cancerígenas. Los polifenoles también previenen las enfermedades degenerativas como el Alzheimer.
4. Las grasas monoinsaturadas que contienen el aceite de oliva reduce el nivel de colesterol malo.
5. Reduce la acidez del estómago y evita la aparición de úlceras.
6. Previene la diabetes porque reduce el índice de azúcar en sangre.
7. Previene también el estreñimiento.

Las grasas en el aceite de oliva virgen extra

A nadie se le escapa que el AOVE tiene muchas grasas. Esta palabra, “grasas” puede asociarse con algo malo, con aumento de peso, etc… Pues todo lo contrario. Tienes que saber que las grasas con muy necesarias para nuestra salud, porque entre otras cosas:

1. Son la principal reserva de energía del cuerpo humano.
2. Protegen los órganos del organismo porque forman parte de las membranas celulares.
3. Las reacciones químicas de las grasas estimulan muchas vitaminas necesarias para nuestro cuerpo.
4. Las grasas contienen lípidos, cuya misión es transportar sustancias liposolubles en el intestino delgado.

Está más que claro que el aceite de oliva virgen extra es un alimento muy beneficioso para tu salud. Y ya has visto que es uno de los más indicados para proteger tu corazón, evitar enfermedades degenerativas y la aparición de células anticancerígenas gracias a la presencia de polifenoles, pero no debemos olvidar que se trata de una alimento que contiene muchas calorías. De hecho se estima que una cucharada sopera tiene unas 90 kilo calorías.
¿Qué queremos decir con esto? Que no tienes que olvidar que tienes que consumirlo con moderación porque de no hacerlo, y a pesar de todas sus propiedades beneficiosas pueden hacerte engordar.

Ocurre exactamente lo mismo que con las frutas y verduras. Son alimentos muy saludables –de hecho la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar cinco piezas de fruta y verdura al día- pero si abusas de las frutas también puedes ganar kilo por su contenido en azúcar.

La dosis ideal de aceite de oliva virgen extra

Entonces, ¿cuál podría ser la dosis ideal para que puedas aprovecharte de todas sus ventajas? Pues entre dos y tres cucharadas soperas al día. En esta cantidad podemos incluir la ingesta de aceite en crudo, muy habitual en nuestra alimentación cuando tomas tostadas en aceite o aliñas una ensalada (dos de los alimentos más habituales que tomamos en España).

También debes tomar dos o tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra cuando lo utilizas para cocinar. Esta es la mejor manera de que te puedas beneficiar de las virtudes del AOVE sin que tu dieta sobrepase las calorías necesarias.

El aceite de oliva virgen extra Premium, los aceites de alta calidad están indicados para tomarlos en crudo, entre otras cosas porque es un auténtico placer para el paladar, pero en el caso de que optes por cocinar en él una buena manera de no pasarse en el consumo de calorías es calcular en un guiso una cucharada sopera por persona.

En resumen. El aceite de oliva virgen extra ha de ser parte fundamental de tu dieta mediterránea porque este modelo alimenticio es el más sano del mundo, como ya han demostrado especialistas en nutrición de todo el mundo.

A pesar de que el AOVE ha sido denostado en algunas épocas es el que más beneficios tiene para tu salud. No obstante, se recomienda un consumo moderado por su aportación de grasas que, por otra parte, son muy necesarias para el cuerpo humano. Cuanta más calidad tenga el aceite de oliva virgen extra, mayores beneficios obtendrás.

¿Consideras que el aceite de oliva es un alimento fundamental en dieta? Cuéntanoslo en los comentarios.
Y si te ha gustado este post, ¿lo compartirías?