Así ha sido nuestra cosecha 2020

Así ha sido nuestra cosecha 2020

Sabemos que todavía nos queda un largo camino por recorrer hasta llevar hasta los paladares más exigentes un producto, un aceite de oliva virgen extra, de gran calidad.

Pero lo cierto es que después de haber recogido nuestras aceitunas para la cosecha de 2020 estamos más que satisfechos.

Primer paso cumplido y con una muy buena nota.

Lo hemos contado muchas veces a lo largo de este blog. La recogida de la aceituna es una de las tareas más importantes.

Por eso andamos en vilo durante los días en que dura la recolección, mirando hacia el cielo y rogando que se den las condiciones atmosféricas idóneas.

Sobre las condiciones climatológicas no podemos hacer mucho. Eso es cosa del destino. Aunque hoy en día, con la tecnología que tenemos a nuestro alcance podemos prever qué tiempo hará y estar preparados para ello.

Lo que sí está en nuestra mano es acortar al máximo los tiempos de transporte de la aceituna desde nuestros olivares hasta la almazara. Cuanto más tiempo se tarda peor calidad se consigue. Y eso es lo último que queremos, claro está.

Utilizamos los más modernos medios para ello. Ahora iremos al detalle de todos y cada uno de los puntos.

cosecha 2020 Masia el Altet

La temperatura idónea

Vamos a dar algunos apuntes sobre cómo ha sido la climatología durante los días en que duró la recolección.

Todo perfecto, afortunadamente. Por las noches la temperatura rondó los 4 grados centígrados mientras duró la operación. Durante el día no se superó la máxima de 15. Como decimos, perfecto.

Con estas temperaturas la aceituna entra al molino a menos de 10 grados obteniendo aceites de oliva virgen verde intenso y con un ligero y agradable punto de amargo y picante.  A su vez estas bajas temperaturas favorecen que el olivo deje de vegetar, concentrando todo sus nutrientes en la aceituna.

Estas bajas temperaturas y altas humedades relativas marcan la personalidad de nuestros vírgenes extra.

Nosotros recogemos la aceituna a finales del mes de octubre y corremos el riesgo en nuestro entorno de sufrir las temidas heladas.  Hay que recalcar que con temperaturas por encima de los 25 grados es difícil conseguir la calidad que nos auto exigimos para nuestros clientes.

Recogemos la aceituna verde, en el preveenro. De esta manera obtenemos mayor calidad y el aceite de oliva virgen extra que extraemos conserva todas sus propiedades nutritivas además de tener un sabor y aroma inigualable.

Las aceitunas en verde son menos productivas. Obtenemos menos litros de aceite por kilo. Cuanto más maduras, más producción, pero de inferior calidad.

El rendimiento neto que conseguimos en Masía El Altet el primer día de la cosecha es de un 8,5 por ciento. En números redondos, obtenemos 8,5 litros de aceite por cada 100 kilos de aceituna. Pero esta productividad aumenta conforme vamos avanzando la recolección hasta que en el último día, al cabo de 10 días, se alcanzó los 12,5 litros por los 100 kilos.

Podemos ver un aumento de casi 50% de aceite en tan solo 10 días.

¿Es mejor el aceite cuanto menor es el rendimiento?

No. De hecho, normalmente los mejores aceites se consiguen en el periodo medio entre el primer y décimo día de recolección.

El color sí es más verde intenso el primer día respecto al último.

Ahora bien. No es tan fácil como parece. Debemos recoger la aceituna cuando esté en su estado óptimo. La experiencia que hemos adquirido durante estos años nos ayuda mucho a ello.

Métodos de recolección empleados

En nuestros campos de cultivo, situados en La Montaña de Alicante y rodeados de dos parques naturales como son el de la Font Roja y la Serra de Mariola utilizamos para la recolección tanto métodos mecánicos como manuales.

Métodos mecánicos

Paraguas invertido enganchado al tractor

El paraguas invertido enganchando al tracto es el sistema más productivo. Con la vibración, las aceitunas caen en el paraguas. La vibración, evidentemente, ha de ser la precisa para jamás dañar ni el árbol ni el fruto. Esta manera de recolectar se está extiendo por todas las zonas de España.

Vibrador

Se trata de una máquina más pesada que el operario cuelga en su hombro.

Peine

Es una máquina menos pesada que la anterior y se mantiene con las dos manos. Tiene unas púas de plástico duro que actúa en zig-zag con la fuerza suficiente para que caiga el fruto sin dañarlo.  Las muestras para el próximo ejercicio se mantienen intactas para su futura producción.

Método manual

Todos estos métodos mecánicos han de ir acompañados por un sistema manual. Es el vareo. Para ello utilizamos varas de fibra de vidrio. Calculamos que por este método cosechamos el 20 por ciento del olivar.

Y es que hay lugares en los que no pueden penetrar las máquinas. O en las copas más altas de los árboles.

Ahora bien, este vareo manual ha de ser realizado por manos expertas. Agricultores y operarios que tienen ya mucha experiencia en estas lides.

Un mal vareo puede dañar las ramas y por tanto comprometer la producción del año siguiente.

Sólo eliminaremos las ramas más débiles cuando procedamos a otra fase de la producción como es la poda. Esta poda también la realizan manos muy expertas.

No podríamos obtener la calidad de aceite de oliva virgen extra sin la ayuda de nuestros trabajadores. Siempre les estaremos muy agradecidos por su colaboración.

Pues bien. Esto era lo que os queríamos contar sobre la cosecha de 2020. Hemos dado del primer paso. La recogida de la aceituna. Todavía nos queda mucho trabajo por delante para llevarte el mejor aceite de oliva virgen extra del mundo.

Así que continuarás teniendo noticas nuestras.

Por cierto. Si te ha gustado lo que te hemos contado no olvides compartir este post por redes sociales.

Queremos volver a agradecer a nuestros trabajadores todo su esfuerzo. ¡¡Qué profesionalidad!! Aun en estas condiciones tan adversas su productividad fue increíble. Gracias, gracias y muchas gracias.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de