Receta de crema de calabacín fría

Receta de crema de calabacín fría

El calabacín es una verdura de verano. Y es en esta época cuando la tenemos que aprovechar (bien es cierto que ahora la podemos encontrar durante todo el año, igual que los tomates. Pero su mejor temporada es el verano como también los tomates están mucho más sabrosos en verano).

Una cosa antes de darte la receta de esta crema de calabacín. Aquí, en nuestra Montaña de Alicante, donde se encuentra nuestra finca de olivos Masía El Altet, cultivamos el calabacín blanco. Sí. También disponemos del verde, que se conoce mucho más en el resto de España.

Pero es como más nuestro el blanco. ¿El sabor? Pues está igual de sabroso. Pero si haces esta crema de calabacín, ¿por qué no pruebas el blanco que es autóctono de nuestra tierra?

Vamos a darte ya esta receta (que como ves es típicamente veraniega) y luego te contamos más cosas sobre el calabacín.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 calabacines
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 1 pastilla de caldo de verdura
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • Dos cucharadas soperas de nada
  • Perejil
  • Nuez moscada

Modo de elaboración

  1. Lava a conciencia y corta en lonchas los calabacines. Quítales la piel.
  2. Ahora corta en trozos pequeños la patata y pica la cebolla. Rehógalo todo a fuego lento en una cazuela con aceite de oliva virgen extra durante aproximadamente cinco minutos.
  3. Cúbrelo todo con el caldo de verdura.
  4. Déjalo cocer 20 minutos.
  5. Añade la nata, la sal y un pellizco de nuez moscada.
  6. Cuando haya hervido deja que se enfríe antes de pasarlo por la batidora. Para que quede algo más consistente quita el caldo que haya podido quedar. Bate de nuevo hasta que notes que esté todo muy cremoso.
  7. Sólo te queda comprobar cómo está de sal y en todo caso, rectificar.
  8. Puedes adornar la crema con un poco de perejil (a lo Arguiñano). La puedes servir con picatostes de pan.

¿Verdad que es sencillo? Es un  plato genial para el verano, pero también para el invierno. En lugar de dejarla enfriar la sirves bien caliente.

Es una manera fantástica de comer verduras en pleno verano, cuando más calor hace. Además, está comprobado que esta crema de calabacín gusta un montón a los más peques de la casa.

Es una de las “súper verduras” que siempre deberías tener en casa. Tiene una gran cantidad de agua y, por tanto, es genial si estás siguiendo una dieta de adelgazamiento.

También contiene hidratos de carbono y grasas y proteínas. Todo ello muy saludable. Además tiene una discreta cantidad de ácido fólico y vitamina C. Contiene vitaminas del grupo B como B1, B2 y B6 en cantidades menores.

Fuente de la imagen: https://www.flickr.com/photos/lablasco/5571107308

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de