Receta de magdalenas veganas con naranja

Receta de magdalenas veganas con naranja

Siempre está bien tener en casa unas magdalenas caseras. Ideales para desayunar o para que merienden los más peques de la casa. Por eso te recomendamos que hagas esta receta de magdalenas veganas con naranja.

En los meses de invierno es el mejor momento para hacer estas magdalenas veganas con naranja porque es precisamente en los meses de invierno cuando las naranjas están en su punto.

Por eso verás que en los ingredientes te decimos que las hagas con un zumo de naranja recién exprimido. De esta manera aprovechas todo su sabor y todos los nutrientes de las naranjas, que son muchos.

Pero si te apetece hacer estas magdalenas en otras épocas del año puedes comprar zumo de naranja exprimido. No sabe igual y no tiene el mismo valor nutricional, pero también puede servir.

Ingredientes

  • 2 tazas de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 2 tazas de harina integral
  • 3 cucharaditas de café de levadura química
  • Media taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de zumo de naranja recién exprimido

Modo de elaboración

  1. Coge un cuenco amplio y echa la harina integral. Pon también la sal y la levadura química. Remueve con una cucharada de madera. Pon a continuación el azúcar y remueve un poco más hasta que esté todo bien mezclado.
  2. El segundo paso es mezclar el aceite de oliva virgen extra con el zumo de naranja. Mezcla ahora todos los ingredientes.
  3. Cuando todo esté muy bien mezclado y con la ayuda de la cuchara de madera, vierte la mezcla en las cápsulas para magdalenas. Estas cápsulas las puedes comprar en cualquier tienda o panadería.
  4. Pon la mezcla hasta el borde las cápsulas para que la masa crezca bastante por encima del papel.
  5. Coloca todas las cápsulas en un molde para horno.
  6. Sólo te queda meterlas en el horno. Recuerda haberlo precalentado a 180 grados. El tiempo estimado de cocción está en torno a los 25 minutos. Pero siempre es conveniente que las pinches con un palillo y cuándo éste salga límpido es la señal inequívoca de que ya están listas.
  7. Déjalas enfriar sobre una rejilla

Como ves, esta es una receta muy sencilla de hacer. Y, además, es una manera fácil de comer naranjas.

Comer fruta durante el desayuno es una práctica que deberíamos empezar a adoptar porque es muy saludables. Sobre todo deberíamos empezársela a inculcar a los más peques de la casa. Si haces estas magdalenas harás que, aunque en pequeñas cantidades, coman fruta.

Además. Es imposible que a alguien no le gusten unas magdalenas recién hechas caseras.

Foto de Fondo creado por azerbaijan_stockers – www.freepik.es

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de