Receta deliciosa de manzana al horno llena de propiedades

Receta deliciosa de manzana al horno llena de propiedades

Espectacular y qué sencilla es esta receta de manzana al horno. Ideal para comértela como postre al final de cada comida.

O para desayunar o merendar.

¿O prefieres hacer una cena ligera con esta receta? Lo que quieras. Siempre te va a sentar bien.

La manzana es una de las frutas de otoño por excelencia. Por eso te traemos esta receta elaborada con la manzana golden.

¿Por qué golden? Porque es una de las variedades más dulces que existen. En esta receta te damos nuestro toque personal para que la disfrutes. Ya nos cuentas cómo te ha ido.

Todo muy sano porque la manzana contiene un 85% de agua. Un bocado dulce e ideal también si estás haciendo una dieta de adelgazamiento.

Ingredientes

  • Manzanas golden de medida grande (las que te quepan en la bandeja del horno)
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • Un chorrito de vino blanco o de moscatel o de vino rancio o de vermut

Modo de elaboración

  1. Lava concienzudamente las manzanas
  2. Calienta el horno a 180 grados
  3. Utiliza esa herramienta especial que sirve para sacar los corazones de la manzana para hacer un agujero en medio. También puedes utilizar un cuchillo de punta que corte bien. Pero es importante que no atravieses la manzana de arriba abajo. Que la parte de abajo de la manzana quede intacto. De esta manera no se derramará el líquido que pondremos un poco más adelante.
  4. En el agujero que has hecho para sacar el corazón, pon el chorrito de vino blanco, moscatel o vermut.
  5. Pon todas las manzanas que vayas a asar en la bandeja para el horno y echa un poco de agua para que se vaya evaporando durante la cocción.
  6. Atención. Si ves que la bandeja se queda sin agua añádele un poco más. De lo contrario vas a correr el riesgo de que se quemen o se enganchen.
  7. Si durante la cocción ves que las manzanas se están partiendo, baja la temperatura del horno a 100 grados.
  8. En el momento que observes que la piel de las manzanas golden haya cambiado de su color amarillo a marrón dorado y esté arrugada significará que ya están listas.

 Algunas sugerencias sobre las manzanas asadas

Si no te las vas a comer todas cuando han salido del horno (lo mejor es comérselas calientes) guarda las que te han sobrado en la nevera. Si reposan incluso tienen un sabor más intenso.

Sólo tendrás que volver a calentarlas antes de comerlas.

Otra cosa que puedes hacer para darles si cabe más sabor es poner un pequeña rama de canela en la bandeja del horno. No es necesario que le añadas azúcar porque con la temperatura del horno el azúcar de la misma manzana se carameliza.

Imagen de Kerstin Riemer en Pixabay

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de