Masía el Altet – Los mejores aceites de oliva virgen extra
Mejores aceites de oliva

Los mejores aceites de oliva nacen en las Montañas de Alicante

Los mejores aceites de oliva nacen en las Montañas de Alicante

Los mejores aceites de oliva nacen en las Montañas de Alicante y más en concreto entre dos grandes parques naturales como son La Sierra de Mariola y la Font Roja. En las comarcas interiores de una provincia conocida como potencia turística de sol y playa existen unos valles imponentes con una gran presencia de olivos y cuyos frutos producen los mejores aceites de oliva.

El paisaje, el entorno, es fundamental para conseguir un aceite de máximo nivel, pero no es suficiente. Tiene que haber gente comprometida con la calidad, personas que miman cada aceituna que cuelga de cada rama de los olivos. Gente cuya filosofía es la excelencia y que sólo pondrán en el mercado los mejores aceites de oliva, aquellos que aporten un valor añadido único y diferenciador.

Y es aquí donde entra en juego la familia y, más en concreto, Jorge Petit, que recuperó una finca, Masía el Altet, que data del siglo XVII, un edificio catalogado por el Gobierno Valenciano como de especial protección arquitectónica. Desde esta construcción singular y maravillosa, Jorge Petit se empeña años tras año en crear para el deleite de los paladares más exigentes los mejores aceites de oliva.

Y por ello selecciona las mejores aceitunas de entre sus 15.000 olivos, repartidos en las 70 hectáreas de las que consta la finca. No todas las aceitunas alcanzan su punto de maduración al mismo tiempo. Pero no hay prisa. Todos los frutos tendrán las mismas características para poder elaborar uno de los mejores aceites de oliva del mundo, gracias a que sólo se recogen las mejores variedades de aceituna.

Es casi una obra de artesanos. Pero estas tareas manuales se acompañan del conocimiento de las mejores técnicas de elaboración de aceite, de la maquinaria más sofisticada. Es un aceite siempre procedente de la primera prensada en frío. Y año tras año, cosecha tras cosecha, el objetivo es conseguir deleitar y sorprender a los amantes del aceite de oliva virgen.

Y con esta mezcla de tradición y modernidad nacen los mejores aceites de oliva. Nace el Masía el Altet High End, un aceite de oliva elaborado 100% con la variedad Picual. Se embotella con el mismo mimo y cuidado el Masía el Altet Special Selection, elaborado íntegramente con la variedad Changlot Real.

No escatiman cariño los propietarios de esta finca cuando se tiene que embotellar el Masía el Altet Premium, elaborado a partir de la Changlot Real en un 30%, la Picual, en otro 30% y con la Genovesa y Blanqueta, en un 40%. Y por último nos queda deleitarnos con el Masía el Altet High Quality, formado por las variedades de aceituna Picual (60%), Arbequina (20%) y el resto, es decir, otro 20% que se completa con las variedades Genovesa, Alfafarenca y Blanqueta.

Todo un proceso, toda una combinación de elementos (paisaje, climatología, una familia enamorada de la naturaleza, artesanía y tecnología) que nos lleva a hablar de unos de los mejores aceites de oliva del mundo, y uno de los más premiados. Más de doscientos galardones contemplan a esta marca porque el sabor de este aceite no deja indiferente a nadie. No cabe ninguna duda de que estamos ante uno de los mejores aceites de oliva del mundo.