Ensalada de guisantes frescos, manzana y huevos escalfados

Ensalada de guisantes frescos, manzana y huevos escalfados

Esta ensalada que te presentamos a continuación entra por los ojos. Desde luego que vas a sorprender a tus familiares y amigos ya que la combinación de colores es espectacular.

Como te hemos puesto en el título utiliza guisantes frescos con vaina. Creemos que son los de mejor calidad. Y no cuesta nada de nada sacar los guisantes de su vaina.

Proponemos la manzana Golden y quizá te estarás preguntando por qué. La razón es que es una de las variedades más dulces de cuántas existen. Si por un casual no tuvieras a tu disposición la Golden utiliza la Reineta. También es muy dulce.

Es cierto que es una ensalada y que posiblemente pienses que es más adecuada para el verano. Nosotros creemos que es apta en todas las estaciones del año.

Pero vamos ya con los ingredientes y la forma de elaboración:

Ingredientes

  • 400 gramos de guisantes
  • 2 cebolletas frescas
  • 8 lonchas de bacon
  • 1 manzana grande tipo Golden
  • 8 huevos de codorniz
  • 100 decilitros de aceite de oliva virgen extra variedad Picual
  • 50 decilitros de vinagre balsámico
  • 10 avellanas
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración

  1. Cuece los guisantes frescos en abundante agua salada durante 10 minutos. Ten la precaución de contar los diez minutos una vez el agua haya llegado a ebullición. Cuando ya estén hervidos enfríalos con agua y fría y resérvalos.
  2. Es el momento de que rehogues la cebolleta que habrás tenido que picar con anterioridad.
  3. Cuando ya esté rehogada la cebolleta añade el bacon a trocitos y rehógalo todo de nuevo durante un par de minutos.
  4. El cuarto paso es añadir la manzana. Es mejor que la cortes a dados pequeños y todos de un tamaño parecido. Hay que rehogar un minuto más.
  5. Es ahora cuando ya toca hacer los huevos escalfados. Para ello coge un pequeño cuenco y cúbrelo con papel de cocina transparente. Procura que sobresalga bastante. Pon ahora el huevo en este pequeño cuenco y cierra el papel de cocina transparente. Puedes hacer un nudo o cerrarlo con un pequeño hilo. Pon agua a hervir y coloca el huevo envuelto durante 1 minuto. De esta forma el huevo te quedará medio hecho y la yema se te derretirá cuando lo rompas.
  6. Con las avellanas haremos una vinagreta. Coge un mortero y moltúralas. Toma un vaso y añade un poco de sal y pimienta. A continuación añade aceite de oliva virgen extra y el vinagre bálsamico y remueve con brío hasta que quede todo ligado. Añade las avellanas y vuelve a remover hasta que quede todo perfectamente mezclado. Reserva las avellanas.
  7. Ahora te toca emplatar. Es mejor que te ayudes de un aro. Coloca la mezcla de los guisantes regada con la vinagreta de avellana y por último pon los huevos escalfados.

Seguro que las vas a disfrutar. Es una ensalada la mar de nutritiva y, si nos permites la expresión, la mar de estética. Hazla y no dudes en decirnos en los comentarios qué te ha parecido.

 

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de