Caducidad del aceite de oliva y cómo conservarlo

Caducidad del aceite de oliva y cómo conservarlo

Como buen y responsable consumidor que eres seguro que te ha preguntado alguna vez sobre la caducidad del aceite de oliva virgen extra.

Haces bien. El aceite de oliva virgen extra es como un ser vivo, evoluciona con el tiempo, por lo tanto es un alimento. Y con los alimentos no se juega. Hay que estar bien informado.

Así que en las siguientes líneas nos hemos propuesto contarte todo lo que querías saber sobre la caducidad del aceite de oliva. Hablaremos de esto y también sobre cómo conservarlo.

Por último te comentaremos, siempre referente a su conservación, por qué es mejor que compres aceite de oliva virgen extra que otros tipos de aceite que existen en el mercado.

La caducidad del aceite de oliva es un mito

Es lo primero que queremos que tengas muy claro. El aceite de oliva no caduca.

Como consumidor estás acostumbrado a que los alimentos caduquen. Es decir, que si vas al lineal de un supermercado y miras los envases siempre hay una fecha que te indica que es mejor no consumirlo.

Pues bien. Lo que vas a encontrar en las etiquetas del aceite de oliva no es una fecha de caducidad sino una fecha de consumo preferente. También ocurre esto con otros muchos alimentos.

¿Qué diferencia existe entre fecha de caducidad y consumo preferente?

La fecha de consumo preferente te indica que hasta el día que marca la etiqueta el alimento en cuestión va a conservar todas sus propiedades intactas. ¿Quiere decir que después de esa fecha el aceite está malo? En absoluto.

Ahora bien. Como el aceite de oliva virgen extra tiene enormes propiedades beneficiosas para tu salud y un aroma inigualable lo que te aconsejamos desde Masía El Altet es que lo utilices  antes de esta fecha de consumo preferente. Así lo vas a disfrutar mucho más, sin duda.

Pero por si alguna razón no lo has consumido puedes hacerlo sin ningún problema. Es posible (y sólo posible) que haya perdido algo de calidad pero, repetimos,  no vas a tener ningún problema.

¿Cómo comprobar que el aceite está bueno o malo?

De todas formas hay que comprobar, pasada la fecha de consumo de preferente, si está bueno o malo. ¿Cómo lo puedes hacer? Por su aroma en fase olfativa y por su gusto en fase gustativa, evidentemente.

Si notas un sabor extraño, algo rancio es la señal inequívoca que, por una u otra razón se ha deteriorado. No lo consumas de manera directa, es decir, en ensaladas o tostadas, no porque sea contraproducente para tu salud, si no porque no disfrutarás de sus plenas cualidades y, puede tener algún defecto  Sí que lo puedes utilizar para freír.

De hecho, te aconsejamos siempre freír tus alimentos con aceite de oliva virgen extra porque de esta manera también conservarás el sabor y las propiedades de los alimentos que vayas a tomar. La razón es sencilla. El aceite de oliva virgen extra aguanta temperaturas más altas que otros tipos de aceite de peor calidad.

La caducidad del aceite de oliva es un mito pero, ¿cómo conservarlo?

Que la caducidad del aceite de oliva sea un mito no significa que no debas tener presente algunos consejos para conservarlo. Es lo que vamos a ver en este apartado:

  1. Lo primero que tienes que hacer es procurar que no le dé la luz directamente porque esto es lo que afecta a su composición. En cuanto compres una botella de aceite de oliva lo que has de hacer es guardarla en un lugar oscuro. Despensas o armarios son un buen lugar para evitar la exposición directa a la luz.
  2. Cuando vayas a un supermercado evita comprar aquellas botellas o envases que estén expuestos directamente a la luz. Posiblemente una de las mejores soluciones es comprarlo en tiendas gourmet
  3. Mucho ojo con el calor porque es otro de los elementos que desestabiliza el aceite. Jamás tienes que guardarlo junto con una fuente de calor. En la cocina que esté lejos de donde cocinas o de electrodomésticos que emitan calor. Has de buscar un lugar fresco para depositarlo.
  4. El envase siempre ha de estar cerrado. Una vez abierto no tires el tapón o la tapa y vuélvela a colocar. Si está tapado conservará mucho mejor su aroma y sus propiedades nutritivas, de lo contrario entrará oxigeno y se oxidará rápidamente. Hay que intentar consumir el aceite lo antes posible. En aceites de oliva vírgenes extra de recolección temprana puede durar en plenas condiciones unos 6 meses abierta.

El aceite de oliva virgen extra es más estable

El aceite de oliva virgen extra es el más estable de cuántos existen. Esto significa que conservará su aroma y su sabor mucho más allá de la fecha de consumo preferente.

Mucho más que el aceite de oliva virgen, el aceite de oliva a secas y, por descontado nada que ver con los aceites refinados.

Se caracteriza porque lo obtenemos siempre utilizando procedimientos mecánicos, la más avanzada tecnología en alimentos. Tienen un grado de acidez menor de 0,8% y esto también influye en su mejor conservación. Desde Masía el Altet nos gusta aclarar que para nosotros no es un virgen extra cuando supera el 0,3% de acidez.

Otro de los secretos para que conserven su calidad es que recogemos la aceituna todavía verde y, esto implica que al estar más dura sea más difícil de aplastamiento y, por lo tanto de oxidación, la transportamos inmediatamente hasta nuestra almazara (en menos de 3 horas del árbol a la molino) y, así evitamos que la aceituna se caliente pudiendo dañar el fruto. Por tanto, la calidad de la aceituna es máxima.

La importancia de las variedades de aceitunas

Las variedades de aceituna que utilizamos también son las más adecuadas porque tienen mucho ácido oleico que ofrece una gran estabilidad. También contienen más polifenoles, antioxidantes naturales por excelencia y que tienen una gran influencia en tu salud.

En este post hemos hablado largo y tendido sobre la caducidad del aceite de oliva. Te hemos explicado que como tal no existe pero sí que has de estar atento a la fecha de consumo preferente.

Sobrepasada esta fecha también lo puedes consumir sin ningún problema para tu salud. Sí que te aconsejamos dos cosas.

Que lo consumas antes de la fecha preferente y evitarás problemas además de poder disfrutar de todo su sabor y de sus propiedades nutritivas y que si abres el envase después de la fecha de consumo preferente lo pruebes. Si detectas un sabor extraño no lo tomes de manera directa.

¿Has tenido algún problema con la caducidad del aceite de oliva? ¿Tienes en cuenta mirar la fecha de consumo preferente? Dínoslo en la sección de comentarios.

Y si te ha gustado este post, no dejes de compartirlo por tus redes sociales.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de