Ensalada de legumbres y ventresca Mediterránea, fresca para el verano

Ensalada de legumbres y ventresca Mediterránea, fresca para el verano

Sí. Nos apetecen, y mucho,  las ensaladas. Han llegado los peores calores del verano y a nadie se le va ocurrir hacer un plato de cuchara. De esos que calientan el cuerpo en invierno. Pero, claro, que haga calor  y que dejemos paso a las ensaladas no significa que no tengamos que alimentarnos.

Por ejemplo comiéndonos las legumbres indicadas para una alimentación sana y equilibrada. Legumbres que, por cierto, es una de las bases de la Dieta Mediterránea, el mejor sistema alimenticio del mundo como lo es el aceite de oliva virgen extra. En esta ocasión vamos a detenernos en elaborar una más que apetecible ensalada de garbanzos con ventresca. Vamos a ello.

Ingredientes

  • 300 gramos de garbanzos secos
  • 200 gramos de tomates cherry
  • 6 rábanos pequeños
  • 1 cebolla morada
  • 20 aceitunas negras
  • 1 rama de apio
  • 250 gramos de ventresca de atún en conserva

Ingredientes para el aliño

  • 90 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 30 mililitros de vinagre de vino
  • 2 cucharadas soperas de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada sopera de miel
  • Tomillo fresco picado
  • Sal
  • Pimienta

Modo de elaboración

  1. Poner a remojo los garbanzos secos entre 8 y 12 horas. Es mucho mejor hacerlo la noche anterior.
  2. Pon los garbanzos en una olla a presión durante 20 minutos. Añade un poco de sal, dos dientes de ajo, dos hojas de laurel y pimienta en grano.
  3. Escurre y déjalos enfriar.
  4. Una vez realizada toda esta operación para disfrutar de unos garbanzos naturales es el momento de lavar y cortar por la mitad los tomates cherry.
  5. Corta también la cebolla en rodajas lo más finas que puedas. Haz lo mismo con el apio y los rabanitos.
  6. Una vez todo cortado y bien lavado tan sólo nos queda mezclarlo todo, removerlo y salpimentarlo.
  7. Para el aliño hay que añadir la mostaza, la miel y el vinagre. Remueve estos ingredientes y una vez hayas acabado añade el mejor aceite del mundo. Ya verás que el aceite le da un toque muy campero a esta ensalada de verano. Que no se te olvide espolvorear el tomillo.

Dos cosas te queremos comentar sobre esta ensalada. Hemos puesto los garbanzos como legumbres. Pero también la hemos podido saborear con lentejas. E incluso con una mezcla de ambas legumbres y no pierde ni un ápice de su sabor.

Y la segunda cosa. Esta ensalada evidentemente admite muchas variaciones. Una de las que más nos gusta es añadirle huevo duro a trocitos muy pequeños. El huevo duro le da otro sabor y añade algo más de alimento.

Como has podido ver también se trata de una ensalada muy Mediterránea. Lo decimos por la presencia de aceitunas y de ese aceite de oliva virgen extra que tanto mejora cualquier plato. Una ensalada que nos trae el olor y el aroma a campo y a hierba recién cortada.

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de