Ensalada templada de queso de cabra y setas

Ensalada templada de queso de cabra y setas

Ensalada templada de queso de cabra y setas

En esta ensalada nos tiramos al monte. Queremos disfrutar de un buen queso de cabra y de unas magníficas setas que, si puedes, recógelas tú mismo de un monte cercano. ¡Verás qué sabor a tierra más genial!

Ya que estamos en La Montaña de Alicante nosotros no vamos a poder resistir la tentación de hacer esta ensalada templada con nuestros “esclatasangs”, que crecen libres y hermosos tanto en el Parque Natural de la Font Roja como en el Parque Natural de la Sierra de Mariola, dos espacios de gran valor ecológico y precisamente donde también crecen libres las aceitunas con las que elaboramos nuestros aceites de oliva virgen extra.

¿Qué que son los esclatasangs? Pues en castellano los encontrarás como níscalos aunque en otras zonas de España los llaman robellones. Desde luego que son los más buscados por los amantes de los sabores de la tierra y por los amantes de la buena mesa y, claro, es lo que le va a dar a esta ensalada un toque sublime.

Ingredientes

  • 300 gramos de lechugas, rúcula y hoja de roble
  • 4 huevos
  • 200 gramos de setas
  • 100 gramos de pan rallado
  • 100 gramos de nueces
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de la variedad Picual
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • Un poco de agua
  • 2 cucharaditas de aceite de Módena
  • Sal y Pimienta al gusto

Modo de elaboración

  1. Lava a conciencia la lechuga, la rúcula y la hoja de roble
  2. Cuece los huevos durante 10 minutos y cortarlos en láminas. Resérvalos.
  3. Es el momento de caramelizar las nueces. Pon la miel, el azúcar y el agua en un cazo. Cuando tome color la mezcla añade las nueces peladas. Tienen que estar al fuego diez minutos. Luego déjalas enfriar.
  4. Saltea las setas con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  5. Prepara la vinagreta con el aceite de oliva virgen extra un poco de vinagre y la miel. Añádele a continuación sal al gusto.
  6. Pon el pan rallado encima del queso y dóralo con otra gotita de aceite.

Ahora es el momento de “montar” la ensalada:

  1. Primero los brotes, hojas de roble y rúculas
  2. A continuación el huevo que has cortado a finas láminas
  3. Luego las setas.
  4. Después añade la vinagreta
  5. Encima de la vinagreta el queso y las nueces caramelizadas.

¡Y ya lo tienes todo para disfrutar de esta ensalada!

Para esta ensalada hemos escogido el Aceite de Masía El Altet High End porque al ser cien por cien variedad Picual nos recuerda los aromas de campo y es el más indicado para acompañar a nuestros “esclatasangs” y probablemente el mejor aceite de oliva del mundo. También hace muy buenas ligas con las lechugas y las rúculas.

Como has podido comprobar esta es una receta muy simple, pero llena de detalles y cada uno de estos detalles configura un todo que te hará disfrutar de los aromas de una ensalada que tiene como eje principal el amor por los sabores del monte.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de